El objetivo de este proyecto es cuantificar las capacidades de los recubrimientos formulados con pigmentos CICP para disminuir el calentamiento de suelos de madera al exponerlos a la radiación solar, así como detectar las posibles limitaciones que pueden aparecer para su aplicación en madera de exterior.

La absorción de la radiación IR emitida por el sol provoca un aumento de temperatura en los materiales expuestos a esta radiación, particularmente materiales de exterior, y dicho aumento varía en función de las propiedades físico-químicas del material y de su color.

La reflectancia solar se define como la relación entre la radiación reflejada respecto del total de radiación recibida por la superficie. Esta reflectancia se divide en los componentes de reflectancia de la radiación ultravioleta, reflectancia de la radiación visible y reflectancia de la radiación infrarroja. Para conseguir recubrimientos antisolares, se recurre a pinturas de alta reflectancia de la energía del IR (700 nm a 2500 nm), las cuales están formadas por pigmentos inorgánicos complejos “complex inorganic color pigments (CICP)” que le confieren dicha capacidad. En particular, estos pigmentos tienen una capacidad de reflectancia entre un 15 y un 40% por encima de la capacidad de los pigmentos convencionales.

Los CICP son óxidos metálicos sintéticos, altamente cristalinos, formados por dos o más óxidos metálicos. La gama de colores es muy amplia, y su tonalidad está determinada por la localización de los diferentes iones metálicos en la estructura cristalina.