¿Y si te dijéramos que puedes elegir un barniz que brilla en la oscuridad e incluso el color del mismo entre un gran abanico de posibilidades?

Quide, a través de su departamento de I+D, ha creado este producto que supone una autentica revolución en el mercado ya que añade una creativa novedad decorativa para combinar con otros elementos o decisiones constructivas dentro de una reforma integral. Imagínense, por ejemplo, mobiliarios luminiscentes en locales nocturnos en los que la luz artificial es la única existente o acabados lacados dedicados a mobiliario residencial, profesional o de ocio.

Este producto, que es bicomponente, proporciona un acabado transparente con el fin de que no se vea alterado el color o grado de brillo sobre el que se aplica. Una vez se haya finalizado la aplicación del acabado, la partícula luminiscente debe de cargarse durante 12 horas, bien sea con luz solar o artificial si bien la rapidez de dicha carga es mayor con la primera, al cabo de la cual podremos disfrutar de la emisión de la luz durante un plazo máximo de 6 horas en la oscuridad. El momento de mayor intensidad será durante la primera hora atenuándose la misma durante las horas posteriores hasta que, finalmente y una vez que la carga se ha agotado, sólo percibiremos luz blanca.

Este producto, se insertará en una nueva línea de acabados luminiscentes que ofrecerá una oferta amplia y variada para el acabado integral de las superficies de madera, bien sean frisos, zócalos, mobiliario, paramentos verticales, techos o viguería e interior.