Bien sabía el gran Dios Griego, Rey de los océanos y homónimo de Neptuno, que las consecuencias de la fuerza natural de los mares, a veces, podían ser devastadoras. En la casa unifamiliar de lujo que les presentamos, excavada en la roca y que está colindante al Club Naútico que lleva el mismo nombre del afamado Dios y que se ubica en Perú, el azote de parámetros como la humedad, el salitre y las radiaciones solares, entre otros, hace que la instalación de madera natural y el posterior mantenimiento de la misma, sea una tarea arriesgada y difícil.

Sin embargo, las condiciones más adversas hacen mejores a aquellos productos que han de conservar dicha madera, y esto, invita a constructores, propietarios y direcciones facultativas a utilizar este noble material en zonas de extrema exigencia, tal y como sucede en esta casa en la que la madera está presente como recubrimiento en más del 70% del total.

Resultado de suelos interiores

Y siguiendo con el símil mitológico, en este caso el tridente defensivo proporcionado por Quide y elegido para preservar de forma estable la madera tropical existente, fue el compuesto por el Aquadeva Transit Plus para la protección en interiores, compuesto por el Aquadeva Transit Plus para la protección en interiores, el Tarimex, para el cuidado de aquellas tarimas de exterior anexas a las zonas de baño o que conforman las zonas comunes de paso, y el Quideter, para la protección de aquella madera instalada en exterior ideal para fachadas, paredes y techos.

Hablar de los óptimos resultados obtenidos a tenor de las fotografías mostradas, es una obviedad ya que el acabado es espectacular.

Gracias a la amplia gama de productos que Quide ofrece para el tratamiento integral de la madera, cuyas aplicaciones se diversifican en numerosos sectores, el profesional siempre obtiene una solución ideal que le da prestigio a él y a las obras que ejecuta.